• Facebook - Gris Círculo
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 Odontomel Clínica Dental

PRÓTESIS FIJA

La prótesis dental  fija es un tratamiento mediante el cual, podemos suplantar piezas dañadas o perdidas usando como pilares nuestros propios dientes naturales.

Si esa prótesis la buscamos para un solo diente, hablamos de corona, si la protesis es para varios dientes, lo llamamos puente.

 

Se cementan a algunos dientes naturales previamente desgastados, a los que cubren o «enfunda.

Sirven para:

  • Restaurar las partes deterioradas de los dientes 

  • Reponer algunos dientes ausentes

  • Es la forma más sencilla y rápida de tener algo similar a una pieza natural (siempre que haya dientes que puedan hacer de pilares).

  • Pasa desapercibida por su diseño y por estar de forma fija en la boca.

CUANDO SE RECOMIENDA LA PRÓTESIS FIJA

Nuestro equipo de dentista recomendamos la colocación de una prótesis fija cuando desde nuestra experiencia apreciamos los siguientes puntos:

• Vemos que un diente no aguantará un tratamiento restaurador mediante composite, al tener la corona deteriorada o destruida.
• Cuando tras tratamiento de endodoncia anterior, el diente haya quedado muy débil.
• Cuando exista un espacio sin dientes y/o  con pilares a ambos lados de la brecha

  • Los primeros días, procure cerrar la boca y masticar con cuidado, para no morderse.

  • Para tratar las heridas de las mordeduras (generalmente, muy dolorosas), puede utilizar colutorios, pomadas o geles calmantes y cicatrizantes.

  • Si se le ha cementado la prótesis provisionalmente:​

    • Es recomendable masticar por el otro lado y una dieta semiblanda, evitando los alimentos duros y pegajosos, para prevenir su despegamiento

    • Preste atención a la presencia de estas molestias y al empaquetamiento o retención de alimentos entre las prótesis y los dientes de al lado o entre la prótesis y la encía, y adviértanos antes de cementarla definitivamente.

RECOMENDACIONES

Una vez cementadas definitivamente, las prótesis fijas deben ser revisadas en la clínica cada seis meses, para comprobar y poder corregir a tiempo la aparición de caries, inflamación de encías, movilidades dentarias, posibles descementaciones, ulceraciones, etc., y el estado y ajuste de la prótesis.

¡ATENCIÓN! Adviértanos y solicite consulta siempre que detecte cualquier anomalía, y especialmente si aprecia molestias con las bebidas frías, si le sangran las encías al cepillarse o al comer, y si nota movilidad o chapoteo en su prótesis al morder.

REVISIONES