• Facebook - Gris Círculo
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 Odontomel Clínica Dental

Obturación 

Término técnico de lo que comúnmente llamamos empaste dental.

 

El empaste dental, es uno de los tratamientos de odontología conservadora más demandados y desde ODONTOMEL, queremos explicarle en que consiste. 

Podemos afirmar que la caries es la enfermedad buco dental mas frecuente, hasta el punto de llegar a unos porcentajes de población que la padecen cercanos al 90% sin distinción de rangos de edad.

 

 

 

 

 

 

¿Qué es una caries?

na caries la podemos definir como una destrucción de tejidos del diente y que se produce por varios motivos.

Uno de los mas importantes, viene de la ingesta de ácidos y azucares que contienen los distintos alimentos y bebidas que tomamos en nuestro día a día. Si a esto, se le suma una escasa o deficiente higiene bucal, podemos afirmar con casi total seguridad, que la aparición de caries en su boca será una realidad.

Si finalmente las caries aparecen, solo nos queda tratarlas. Este tratamiento es el conocido como empaste dental u Obturación.

¿Qué es un empaste dental?

Los empastes  son un tratamiento de odontología conservadora enfocado a eliminar las caries en sus fases iniciales. Con esta técnica lo que buscamos es reparar el diente dañado. 

El procedimiento consiste en eso, eliminar la caries de la pieza dental evitando un agravamiento, que no avance y afecte al nervio del diente ya que si eso ocurriera, pasaríamos ya de un simple empaste a otra técnica odontología llamada endodoncia  o tratamiento de conductos.

 

El procedimiento a seguir para la realización de empastes dentales cuenta de varias fases.

 

1. Anestesia

 

Si la caries es profunda y afecta a la dentina (parte del diente donde se encuentran las terminaciones nerviosas), el odontólogo tendrá que anestesiar la zona antes de comenzar con la técnica odontológica.

 

2. Limpiar la zona cariada y relleno de la cavidad.

 

En esta fase,  retiramos el esmalte dental y demás tejidos afectados por la caries dental.  Una vez hecho esto, sobre el diente queda un hueco que hay que rellenar con  una sustancia selladora y un material adhesivo que servirá para sustentar la resina que se emplea para el relleno.

El relleno de un empaste dental se coloca por capas las cuales se realizan con un material que se va endureciendo capa a capa con la aplicación de una luz halógena moldeando con dicho material la forma del diente original.El material que se utiliza generalmente para hacer este relleno es el composite.

 

3. Pulido y ajuste de la oclusión

 

Finalmente se realiza un pulido para que este tenga el aspecto y brillo de diente en su estado original, así como una prueba de mordida. Así, nos aseguramos un acabado tanto estético como funcional optimo.

 

 

 

Tipos de empaste dental: 

Los tipos de empastes dentales existentes se clasifican en función del material de relleno que se emplea para su realización. Existen básicamente dos tipos de empaste dental:

  • Empaste dental metálico:  se emplea una amalgama de plata que es la más frecuente de todas aunque se puede realizar empastes dentales con amalgamas de otros metales. Dichos empastes dentales son los de mayor durabilidad, (duración estimada de unos 30 años), pero su mayor inconveniente  viene por su color. No se parece en nada al diente natural  y por tanto, tienen un inconveniente estético.

  • Empastes de resina (composite):  los empastes realizados con resina como material de relleno tienen la ventaja de permitir la recuperación de la apariencia del diente natural, pues el color de la resina empleada se asemeja mucho al del esmalte dental. El inconveniente de este tipo de empastes dentales más estéticos es que su durabilidad es inferior a los realizados con amalgamas metálicas.

¿El empaste produce dolor o sensibilidad? 

La realización de un empaste dental no produce dolor alguno pues si la profundidad de la caries afecta a la dentina,  se empleará durante su realización anestesia local. Con ello, evitaremos que el paciente sienta dolor alguno durante el tratamiento.

Lo más que si puede producir durante un empaste dental  es que sientas una mínima  molestias que en ningún caso podemos llegar a clasificar como “dolor”.

Cierto es que tras el empaste, algunos pacientes sientan sensibilidad al comer alimentos fríos o calientes. Es necesario decir que esa sensibilidad esta limitada en el tiempo y cuando pasen unos días remitirá por completo esa sensación de sensibilidad. Hay que aclarar que en nuestra clínica, recomendamos visitarnos si tras una semana no remite esa sensación para que nuestros dentistas hallen la causa y se le ponga una solución.