• Facebook - Gris Círculo
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 Odontomel Clínica Dental

Carillas Dentales

ODONTOMEL te ayuda a conseguir una hermosa sonrisa de una forma poco invasiva. Las carillas dentales son unas láminas que se adhieren al esmalte dental, sin modificar excesivamente la forma original del diente del paciente. Se ajustan perfectamente con fuerza y se pueden realizar en resina o en porcelana según lo considere el odontólogo.

Las Carillas son  finas láminas de porcelana o de resina, de aproximadamente 0,3-1 mm. de espesor, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes. Se unen fuertemente al diente por medio de un adhesivo especial. La unión es tan fuerte que una vez colocadas no se pueden retirar a menos que se rompa la Carilla. Se emplean fundamentalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentarias, regalándole al diente un aspecto más ideal.

Duración

Su duración media es de 2 años en resina y  10 años en porcelana En ocasiones, cuando el paciente sufre un impacto fuerte en la boca o muerde algo duro, la Carilla puede fracturarse o descementarse.

 

En caso de descementación, si la Carilla está intacta, se vuelve a adherir. Si se ha roto, sencillamente se vuelve a hacer otra en pocos días. Mientras se confecciona la nueva Carilla, se coloca otra Carilla provisional de resina.

Carillas en Porcelana                                            Vs.                                                      Carillas en Resina

   

• Mejor adhesión                                                                                                              • Preparación menor del diente
• Resistencia al desgaste                                                                                                 • Menos costos
• Gran sensación estética                                                                                                • Se realizan en una sola cita
• No pierden brillo                                                                                                            • Se pigmentan con el tiempo
• Mantienen su color intacto 
 

Casos donde utilizamos Carillas

• Tono del diente imposibles de solucionar mediante técnicas de blanqueamiento: los dientes pierden su color natural por diversas razones, como el consumo de cigarrillo o bebidas oscuras (café, té, cola), por problemas en la composición de los dientes (exceso de flúor, falta de calcio)

• Malposiciones de las piezas dentales: Con el paso del tiempo es inevitable el desgaste o incluso la fractura en los dientes. También puede ocurrir que no estemos a gusto con la forma de nuestros dientes, bien porque sean pequeños o afilados.

• Problemas moderados de posición de los dientes: En algunas ocasiones la alineación de los dientes no es perfecta o alguna pieza tiene una mala posición y deseamos corregirlos de manera inmediata (inclinación, separación entre dientes, ocupación del lugar de un diente por otro)